Communication

The outfall impact on the Posidonia oceanica

  • Los resultados del proyecto 'Antroposi' muestran la afectación negativa de los emisarios sobre la posidonia

 

 

Foto: La investigadora Susana Flecha tomando muestras en la salida del emisario de Calo de S'Oli, en la Savina (Autora: Iris Hendriks)

 

 

Esporles, 12 de marzo de 2021. El proyecto 'Antroposi', cuyos resultados acaban de ser presentados esta semana, ha estudiado cómo afecta la actividad humana a las praderas, evaluando dos presiones: el paso del tráfico marítimo en áreas poco profundas y la aportación de nutrientes de los emisarios submarinos.

 

 

El estudio se ha elaborado analizando la zona de la pradera de Posidonia más próxima al emisario en comparación con otra zona alejada del mismo, donde el aporte de nutrientes es bajo (estación control, Punta Rasa).

 

 

Los resultados del trabajo indican que la concentración de nutrientes inorgánicos en el agua que vierte el emisario es alta, pero ésta se diluye rápidamente en la columna de agua.

 

 

Las tasas de sedimentación bentónica de partículas totales y de materia orgánica son en promedio 3,9 (total) y 6,4 (MO) veces más altas al lado de la bocana y difusores del emisario que en la estación control situada a la misma profundidad y se puede concluir que el emisario es una fuente de material sólido en suspension.

 

 

Las tasas de sedimentación bentónica de nitrógeno y de carbono particulado son también más altas cerca del emisario que en la estación control (6,2 veces más en nitrógeno y 9,5 en carbono). Los resultados del proyecto demuestran que el carbono y el nitrógeno sedimentado tiene procedencia terrestre, procediendo, muy probablemente, del emisario. Así, se observa que la Posidonia que crece cerca del emisario incorpora en sus tejidos el nitrógeno que descarga el emisario.

 

 

Las tasas de sedimentación total, orgánica y de nitrógeno, medidas en la pradera cercana al emisario superan el umbral de tolerancia de Posidonia (establecido en estudios anteriores) y afectan negativamente la pradera. Los resultados de la reconstrucción histórica de crecimiento vertical de las plantas confirman esta relación negativa, con un crecimiento vertical anual menor en la pradera cerca del emisario (5.2 mm/año cerca del difusor y 7.1 mm/año en la bocanaque en la de la zona control (8.2 mm/año) durante los últimos 3 años.

 

 

Además, el estudio muestra que, durante el año de seguimiento, la pradera de Posidonia cerca del emisario está en declive, con una tasa de mortalidad de haces del 24%, mientras la pradera en el estación control está en equilibrio. 

 

 

Por otro lado, se ha determinado que el impacto del emisario en la pradera no es debido a la turbidez, puesto que la cantidad de luz que reciben las plantas cerca del emisario es similar a la que llega a la pradera control.

 

 

En cuanto a la afectación por el paso de grandes embarcaciones (ferris), se ha determinado que este tráfico aumenta la turbulencia y la sedimentación en las praderas adyacentes a Es Freus. El dosel de la pradera de Posidonia parece atenuar la turbulencia generado por olas de viento, pero no las grandes generados por el pasaje de los embarcaciones grandes

 

 


Fuente: IMEDEA (UIB-CSIC)

Más información: